El Salvador es un país de extremos. En este país tan pequeño, riqueza excesiva existe a la par de pobreza miserable. Hay increíble belleza natural e increíble destrucción de los recursos naturales del país; hay gran fe y esperanza, pero también hay gran desesperación y desilusión. 

Katherine

will

add

more

Text

here