Loading...

Conoce a Raquel

Mi nombre es Raquel Torres y soy una estudiante de segundo año en Marquette University, con doble especialización en Ciencias Políticas y Estudios Latinoamericanos. He pasado el verano virtualmente como pasante de Programa Velasco y la experiencia ha sido algo por lo que siempre estaré agradecida.

Nací y crecí en Chicago, pero mi padre es de San Miguel, El Salvador. Nació en 1958 y creció durante la guerra civil. Emigró a los Estados Unidos en la década de los 80, fue el primero de sus hermanos en hacerlo, como resultado de la violencia y la destrucción que pasó. Al crecer, escuchaba historias sobre la guerra, historias sobre la violencia que sucedía a su alrededor y amigos que eran asesinados como daño colateral, pero nunca entendí realmente cuán dañinos y duraderos fueron realmente los impactos de la guerra, especialmente como alguien nacida en Estados Unidos y que nunca estuvo realmente conectada con su cultura.

I visited Blanca, a graduate entrepreneur from the Women’s Empowerment Project

Hasta ahora nunca había estado en El Salvador y la mayor parte de mi familia está aquí en Chicago. No crecí hablando español, ya que mis padres querían que aprendiera inglés para asimilar mejor la cultura estadounidense. No fue hasta que me convertí en un adolescente que quise aprender más sobre la tierra de la que soy. Hice un esfuerzo consciente por aprender español. Aprendí a apreciar la belleza y la riqueza que es la cultura salvadoreña, en lugar de alejarla para encajar en la sociedad estadounidense.

Y con este nuevo deseo de estar más en sintonía con mi herencia, vino el abrumador conocimiento de las condiciones que mi padre dejó atrás, hace casi 40 años. El sexismo, el trauma colectivo y el dolor que dejó la guerra. Estos problemas sociales no son exclusivos de El Salvador, los países de América Latina tienen condiciones que han provocado la migración forzada, con sus ciudadanos obligados a dejar atrás lo que conocen en busca de una vida mejor libre de violencia y pobreza.

Sin embargo, la forma en que estos problemas se han infiltrado en el tejido del contexto salvadoreño ha resultado en una situación única que solo puede abordarse adecuadamente utilizando conocimientos que estén informados sobre el trauma y centrados en la persona. Aquí es donde entra Programa Velasco.

Programa Velasco está encabezado por salvadoreñas y salvadoreños, hecho que me hizo sentir más cómoda postulando para la pasantía. El fenómeno del complejo del “salvador blanco” (white savior), donde los blancos, generalmente estadounidenses, se dedican a “salvar” a las personas de color, no por compasión o humildad, sino de una manera que aumenta su ego, es demasiado común en el ámbito de las organizaciones sin fines de lucro.

Sin embargo, PV reconoce la necesidad de trabajar dentro del contexto salvadoreño, en lugar de tomar las teorías caritativas occidentales y esperar que funcionen en un país con su propio contexto socioeconómico e ideales únicos con respecto al género y la feminidad. 

During my first visit to El Salvador I met part of PV’s staff and ANADE’s office

La dedicación de PV a la humildad cultural y la conciencia es lo que me atrajo, me sentí reconfortada por el hecho de que podría hacer una pasantía para una organización que exuda tanto amor y cuidado por el país que dio forma a lo que soy. La realidad del contexto salvadoreño es dura, ha habido tanto dolor y destrucción incrustados dentro de la sociedad que conduce a las condiciones que crean la migración forzada que PV está trabajando para prevenir. Sin embargo, El Salvador también es un país hermoso con una cultura vibrante y formado por personas resilientes. Es el lugar que hizo a mi padre, que es una de las personas más fuertes que conozco, y uno al que me enorgullece llamar hogar.

Es realmente reconfortante saber que puedo usar mis propios talentos y fortalezas para ayudar a las personas del país de donde soy y siempre estaré en deuda con Programa Velasco, especialmente con Annie y Katherine, por permitirme tener esta experiencia.

Like this article?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter
Share on linkedin
Share on Linkdin
Share on pinterest
Share on Pinterest